Pago de servicios: Una manera de hacerlo de volada

Aprende y Crecemarzo 7, 20184min0
Ya no es necesario que vayas a la sucursal de tu banco o a la tienda de autoservicio para pagar cualquier servicio que tengas o necesites el 90% de las empresas que los ofrecen ya tiene alguna forma de pagarlo a través de Internet

Cuando se habla de domiciliación de servicios se hace referencia al servicio de pago automático y periódico de algún crédito o servicio.

No cumplir en tiempo con los pagos de un servicio puede generar intereses, comisiones o malas notas en tu historial de crédito.  Afortunadamente existe una opción que puede ayudarte en caso de que te descuides y olvides hacer tus pagos.

Los bancos ofrecen un servicio para hacer los pagos de manera automática: la domiciliación. Con este servicio  podrás:

  1. Reducir tus visitas al banco
  2. Ahorrar tiempo
  3. Desentenderte de las fechas de pago

Son muchos los recibos que puedes pagar de esta manera:

  • Teléfono
  • Internet
  • Celular
  • Gas/agua/predial
  • Colegiaturas
  • TV por cable
Cómo se contrata

Para poder gozar de este servicio puedes acudir a la ventanilla de tu banco o hacer uso del servicio de banca por Internet. En ambos casos deberás llenar un formulario donde aceptas  la realización de pagos de manera periódica a tu tarjeta.

Deberás  proporcionar el nombre del proveedor o servicios, el periodo de pago y el número de tarjeta a la que se realizarán los pagos, puedes definir una cantidad máxima para que no te cobren de más, en caso de que se pase tú deberás cubrir lo que falte.

¿Qué debes tomar en cuenta para solicitarlo?

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda que los usuarios que estén interesados en domiciliar acudan directamente con el banco o la empresa prestadora del servicio, y nunca con personas que se encuentren en la calle o en tiendas de autoservicio ofreciendo el modelo. Así el usuario tendrá protegidos tanto sus datos personales como financieros, y no serán utilizados para fines ilícitos.