Cómo atender negocio y familia sin morir en el intento

Aprende y Crecemarzo 9, 20183min0
Formar parte de la economía familiar siendo una mujer emprendedora, no tiene porque ser un dolor de cabeza, ni tampoco un distracción para atender a tu familia

Nunca ha sido fácil administrar un negocio sin dejar de ser una mujer excelente en todos los sentidos. Hoy en día es difícil pensar en abandonar el negocio para dedicarse de lleno a compartir más tiempo con la familia. Si no quieres sacrificar ninguna de las dos y deseas salir victoriosa de semejante reto, ahí te van tres consejos:

  1. ¡Deja de darte de topes y ponte en acción! Elabora, junto a tu familia, una lista de actividades en las que la colaboración sea el principal ingrediente. Todos deben poner un granito de arena para lograr mejores resultados.
  2. ¡Reparte el trabajo! Aprende a repartir para no llenarte de tareas con las que los demás podrían ayudarte. No siempre mamá tiene que hacer las compras, o papá encargarse de los juegos en el parque. Aprendan a compartir los deberes.
  3. ¡Nunca digas nunca! Jamás dejes de lado una llamada de tus hijos por atender el negocio; para ellos es importante saber que pueden contar contigo aunque no estés en casa. Esto nutre la relación y les da seguridad.

Como mujeres, hay que dedicarle un tiempo al arreglo personal, a hacer ejercicio y a pasar tiempo con los amigos, pues son las cosas que hacen que la vida valga la pena y son también la mejor manera de invertir nuestro tiempo. ¡No lo olvides!